Síguenos en Facebook

Crítica de Boss 1x01: El precio del poder

BOSS-II-TEMPORADA3.jpg Canal +

Boss, el nuevo drama de Starz, es una apuesta bastante atípica para el canal el cual ha encontrado éxito con dramas de fantasía tales como Spartacus pero me alegra decir que el producto final es un triunfo (al menos en su primer episodio). Dirigido por el aclamado realizador Gus Van Sant, el piloto es el primero de ocho capítulos que compondrán la temporada inicial de Boss, que ya ha sido renovado para un segundo año por Starz.

La historia gira alrededor de Tom Kane (Kelsey Grammer) el poderoso alcalde de Chicago que recibe un diagnóstico devastador sobre su salud. Con el poco tiempo que le queda, Kane deberá reconstruir su relación con su esposa y su hija, a las cuales ha alejado luego de años de hundirse en la corrupción y ser el amo y señor indiscutido de la ciudad.

El piloto también muestra como Kane usa astucia, violencia y un puño de hierro para contener a sus opositores y usar a todos aquellos que considera útiles para sus fines. Grammer, mejor conocido por su rol en la legendaria sitcom Frasier, demuestra su talento para el drama creando un personaje tan humano como fascinante, que continúa manteniendo una fachada dura e inamovible a pesar de estar completamente solo en el mundo y listo para morir de una forma indigna.

BOSS-II-TEMPORADA22.jpg Canal +

La cinematografía de Van Sant se nota bastante a lo largo del episodio y ayuda a construir el universo de Boss de una forma natural, donde cada espacio tiene su propia identidad y acompaña a los personajes. Lo único que me pareció innecesario fue la hija del alcalde, la cual es un personaje telenovelesco y bastante fuera de lugar en un universo creíble y poblado por figuras más que interesantes.

Puntaje: 9/10- Un comienzo excelente para Boss, que espero mantenga el mismo nivel a lo largo de toda la temporada.

Artículos recomendados

Comentarios